¿Cómo la guerra entre Rusia y Ucrania puede llegar hasta tu mesa?

Rusia y Ucrania representan de manera conjunta el 25% del trigo exportado globalmente, y los países de América Latina y el Caribe importan cantidades importantes del mismo desde ambos países. Por ejemplo, México importa un 5% del total de Rusia y Ucrania, mientras que Nicaragua importa un 80% y Haití un 13%.

 

Además de los efectos sobre los precios de los alimentos, la guerra ha afectado la disponibilidad de fertilizantes, desencadenando así posibles impactos de mediano y largo plazo para el sector agrícola a nivel mundial. Esto debido a que tanto Rusia como Ucrania son proveedores de fertilizantes (p. ej. UREA, Amoniaco Anhidro, Nitrogenados, Potásicos y Fosfatos), y también generan insumos necesarios para su producción por parte de otros países (p. ej. gas natural). De hecho, solamente Rusia provee el 15% del total de exportaciones de fertilizantes y 10% de petróleo a nivel global.

 

La situación actual es preocupante, la guerra entre Rusia y Ucrania puede profundizar aún más la pobreza y aumentar la inseguridad alimentaria en la región, especialmente en un contexto donde los grupos vulnerables todavía se ven afectados por la pandemia de COVID-19. Leer más.

 


WiConnect es la plataforma georreferenciada del Grupo BID que permite saber quién hace qué, dónde y cómo en América Latina y el Caribe con el propósito de avanzar hacia el crecimiento sostenible de los países. Si aún no sos parte de esta comunidad, REGISTRÁ AHORA tu organización. Podrás acceder a más contenidos premium, enterarte de becas y oportunidades de financiamiento, conectar con aliados potenciales para tus proyectos de desarrollo y visibilizar tu organización.