Claves para afrontar el cambio climático en la región

 

Las acciones para enfrentar el cambio climático se potencian mediante la creación de vínculos efectivos entre gobiernos, sociedad civil y sector privado para tener un impacto verdaderamente significativo. 

Desde esta perspectiva, para mitigar el cambio climático, el proceso de articulación entre diversas organizaciones que se pueden ver impactadas o tienen que ver con una acción específica, debe cumplir con los criterios de accesibilidad, sostenibilidad, pertinencia, igualdad de género y equidad social.

 

Sentar las bases

Para poder incluir a otros en el desarrollo de una iniciativa, es clave comprender la agenda climática con la que cuenta el gobierno del país donde esta se ubica. Con frecuencia, esta agenda corresponde a un plan de acción diseñado por los gobiernos basado en acuerdos internacionales y retos específicos del país en materia de cambio climático.

 

Adaptar y comprender los escenarios y posibilidades

En el marco de esta «hoja de ruta», las iniciativas y/o estrategias que se desglosan van develando posibles escenarios en los que se puede incluir a la sociedad civil, otras instancias de gobierno y/o del sector privado para asegurarse de que estas acciones estén en el camino correcto. No solo se trata de incluir a quienes idealmente quisieran estar al tanto del proceso, sino también para que aporten con sus propios recursos humanos, financieros, de conocimiento y saberes que tengan disponibles.

 

Certifícate con nuestro curso ‘¿Cómo la participación ciudadana contribuye con las agendas climáticas de los gobiernos?’

El Grupo BID ha identificado distintos niveles en los que estos actores pueden generar conexiones significativas que permitan lograr estas ambiciones:
  1. Intercambio de información relevante entre los distintos actores
  2. Diálogo entre los distintos actores para refinar y unificar el trabajo
  3. Consultas públicas que faciliten la sostenibilidad de la iniciativa 
  4. Acciones de colaboración o trabajo en equipo para la generación de nuevos conocimientos sobre el contexto que rodea la problemática a la que responde la iniciativa
  5. Alianzas o transferencia de recursos entre los actores para que la iniciativa tenga un impacto sistémico y evitar duplicidad de acciones

En este sentido, las iniciativas deben contar con ciudadanos y representantes de organizaciones de la sociedad civil (OSC), funcionarios de gobiernos locales, provinciales y nacionales interesados en emprender iniciativas ligadas a la agenda climática de sus países. Además, estas personas deben tener interés en capacitarse para articular proyectos que contrarresten los efectos del cambio climático en cualquier ámbito, tener conocimiento general de la agenda climática global y sus marcos normativos, y la capacidad de utilizar información relacionada con el tema para sus iniciativas.

 

Lo que cada uno lleva a la mesa

Para que estos distintos actores puedan utilizar de manera productiva, eficaz y eficiente cualquiera de los cinco niveles de relacionamiento, es necesario que cada uno posea conocimientos y/o experiencia en:

  • Efectividad en el desarrollo de estrategias de gestión
  • Gestión de riesgos
  • Pensamiento analítico y crítico
  • Inclusión y atención a la diversidad
  • Gestión de proyectos
  • Comunicación efectiva

Descarga la publicación ‘Gobiernos y sociedad civil avanzando agendas climáticas’

Una articulación efectiva de la participación ciudadana en el diseño y la implementación de las soluciones climáticas es vital para bajar la temperatura del planeta, así como para lograr las 17 metas de desarrollo sostenible. Si quieres saber más, descarga nuestro diagnóstico ‘Gobiernos y sociedad civil avanzando agendas climáticas‘ para analizar qué buenas prácticas de vinculación con la ciudadanía ya están funcionando en los países de América Latina y el Caribe.

Si te interesa formarte y recibir certificación en estas prácticas, regístrate en nuestro curso virtual gratuito.